Ventajas de la gamificación en las empresas.

Hemos sido partícipes, durante décadas, de tediosas y obsoletas técnicas de aprendizaje que no cumplían sus objetivos formativos.

Como respuesta a las técnicas poco flexibles y eficaces, a la par que costosas, han surgido otras más novedosas e inclusivas, como la gamificación.

La gamificación es una técnica que apoya a la concienciación de los trabajadores mediante el uso del juego. Consiste en utilizar dinámicas lúdicas dentro del contexto de trabajo y de las funciones laborales del día a día de los trabajadores que conforman una empresa.

Se ha ido generalizando su uso, pues una de las ventajas de la gamificación en las empresas es la manera de motivar a los empleados y conseguir que se impliquen en los asuntos corporativos.. 

A través del juego se aportan experiencias de usuario motivadoras, que llevan a los trabajadores a entrar en una dinámica retadora, dentro del grupo. De esta manera se despierta la competitividad, la excelencia y el reconocimiento entre los compañeros, dentro del entorno laboral.

En el ámbito de la concienciación, la gamificación tiene un gran peso, pues la transforma en un proceso divertido, a veces incluso adictivo, lo cual, consigue que sea más eficiente y profundiza al máximo el aprendizaje.

Otra de las ventajas de la gamificación en las empresas es su gran eficacia. Al tratar los temas importantes de una manera lúdica, la capacidad de retención de los contenidos, a través de las experiencias, es mucho mayor. Además, existen ciertos temas que son más complejos, bien porque tengan un lenguaje o nivel más técnico o bien por su complejidad. Para estos temas, la gamificación es sorprendentemente eficaz pues, el trabajador, sin tener que memorizar tediosos manuales, es capaz de entender el objetivo y retener la información, potenciando la concentración y la creatividad.

Una de las ventajas de la gamificación en las empresas es la aportación de un alto nivel de flexibilidad. Normalmente, no se suele imponer un momento determinado en el que realizar una formación, muchas veces cortando el proceso de trabajo en el que se encuentra inmerso, si no que, a través de la flexibilidad, se consigue que el trabajador pueda elegir el momento que más le convenga, sin tener que interrumpir su labor. Efectivamente, es necesario definir unos plazos máximos para motivar a su realización, incluso se pueden dar alicientes o premios para los que sean más rápidos.

La gamificación es una base constructiva que sustenta los pilares de la concienciación. Modifica comportamientos y hábitos, una de las grandes ventajas de la gamificación en las empresas, pues los departamentos de RRHH, formación e innovación, son capaces de influir en las personas de una manera muy eficaz y positiva, haciendo partícipe al trabajador.

Finalmente, la reina de las ventajas de la gamificación en las empresas es la posibilidad de personalizar el juego para centrarse en un contenido y estilo de aprendizaje específicos. Se puede llevar al trabajador al terreno de la organización, creando un entorno corporativo, que le haga partícipe de la vida de la empresa, aumentando, a su vez, el nivel de interacción y compromiso hacia el ente corporativo. Si aún no lo has tenido en cuenta, comprueba las ventajas de la gamificación en las empresas como método de concienciación y rápidamente podrás analizar buenos resultados. ¡Es una inversión con un gran retorno!

IMAGEN: <a href="http://<a href='https://www.freepik.es/vectores/piso'>Vector de Piso creado por macrovector – www.freepik.esFreepick